In Memoriam Sartori, gigante de la ciencia política

Gianfranco PASQUINO es profesor Emérito de Ciencia Política de la Universidad de Bolonia

El politólogo italiano más grande, Giovanni Sartori, ha muerto en Roma un mes antes de su 93 cumpleaños. Autor de libros fundamentales como Democrazia e definizioni (1957), reelaborado en diferentes versiones hasta The Theory of Democracy Revisited (1987, en dos volúmenes), Parties and party systems (1976) y Comparative Constitutional Engineering (1994), Sartori sentía un particular cariño por Homo Videns (1997). Entre las numerosas  distinciones ad honorem que recibió está el prestigioso premio a toda su carrera de la International Political Science Association (2009). Sartori estaba muy orgulloso de haber recibido el Premio Príncipe de Asturias a las Ciencias Sociales. También fue Premio FAES de la Libertad 2015. A él se debe la (re)construcción de la ciencia política en Italia. En 1967 dio vida al Centro de Estudios de Política Comparada en Florencia y después fundó la Revista Italiana de Ciencia Política, de la que fue el redactor jefe los primeros siete años y después codirector de 2001 a 2004. Gracias a su empeño personal, la ciencia política entró a formar parte de las Facultades de Ciencia Política italianas como materia de estudio diferenciada. En 1979 le fue ofrecida la prestigiosa cátedra Albert Schweitzer Chair de Humanidades en la Universidad de Columbia, donde permaneció hasta 1995, año en el que se convirtió en profesor emérito.

A partir de 1969 fue editorialista del Corriere della Sera. Ya de vuelta en Italia, participó con frecuencia en retransmisiones televisivas, a las que era invitado por la claridad y “malicia” de sus opiniones, por su extrema lucidez analítica y por su sarcástico sentido del humor. Trató de dirigir los debates sobre las reformas electorales, institucionales, constitucionales en Italia a través de sus artículos, ensayos y entrevistas. Severo en la crítica no solo con los comunistas sino también con los democristianos italianos, Sartori fue un liberal coherente. Deseaba una democracia fundada en los partidos, competitiva, que garantizase la alternancia en el gobierno y que produjese circulación de élites. Precisamente por liberal, Sartori empezó una gran batalla contra Silvio Berlusconi y su monumental conflicto de intereses. Repetía y argumentaba que los cargos públicos debían estar y permanecer claramente separados de los negocios privados o personales. Sus brillantes editoriales, también los escritos contra el estilo de gobierno de Berlusconi, fueron recogidos en su libro Il Sultanato (2009).

Giovanni Sartori ha sido, después de Norberto Bobbio, mi maestro de ciencia política y política comparada. Sin él, sin su magisterio, sin sus duras críticas, sin sus importantísimos libros, no habría llegado a ser lo que soy y como lo soy: un profesor que cree en la relevancia de la ciencia política, que está convencido de que la ciencia política puede indicar cómo mejorar los partidos y las instituciones, que puede educar a los ciudadanos y hacerles mejores, que sabe criticar la política y a los políticos y que, en suma, cree que es la reina de las ciencias sociales. Todo esto lo he aprendido de Sartori. El resto, que es mucho, se encuentra, si continuamos leyéndolo y estudiándolo, en sus libros (que, me complace decirlo, están todos, pero verdaderamente todos, cuidadosamente ordenados en mi biblioteca).

 Giovanni Sartori (Florencia 1924-2017), por Ángel Rivero

 Aznar entrega el Premio FAES de la Libertad a Giovanni Sartori

 Victoria y fracasos, por Giovanni Sartori

#democracia,#Sartori,#ciencia política,#liberal