Análisis Argentina eligió el cambio: ganó la confianza, la verdad y el equipo

Gisela Scaglia es diputada nacional por la provincia de Santa Fé y miembro de la red FAES de jóvenes líderes latinoamericanos desde 2011.

El domingo 22 vivimos una jornada histórica. Contra todos los pronósticos, los argentinos volvimos a ratificar en las urnas el camino iniciado en octubre de 2015 cuando elegimos al presidente Mauricio Macri. Le ganamos una vez más al miedo, a la resignación y a todos aquellos que nos decían que no podríamos gobernar un país sin las estructuras de siempre.  

Fue un voto de confianza de la gente hacia un presidente que con mucho esfuerzo, con aciertos y errores trabaja para que Argentina vuelva a insertarse al mundo, pueda salir de la pobreza, generar trabajo privado, atraer inversiones y hacer las obras que no se hicieron en la década pasada. Elegimos el camino más difícil: enfrentar las mafias, la corrupción y dar la pelea que hay que dar para que el narcotráfico no elija más a la Argentina como lugar, y empezamos a ver resultados.  

La verdad para nosotros siempre es el camino, aunque a veces duela, y es la única manera que tenemos de afrontar los problemas y de tomar las decisiones correctas. Por eso ni bien llegamos nos propusimos recomponer el INDEC (Instituto Nacional de Estadísticas y Censos) y confiar nuevamente en sus datos. Hoy sabemos cuál es la inflación que tenemos y las decisiones que estamos tomando nos llevan a que mes a mes baje para lograr el desafío de una inflación razonable de un dígito. Conocemos la pobreza y trabajamos para que las personas puedan salir, tener sueños y proyectos. Sabemos que no es fácil, y no lo ocultamos nunca, a cada decisión le dijimos a la gente dónde estábamos parados, qué decisión tomaríamos y en qué los afectaría, pero siempre teniendo presente que todo hoy se hace para crecer.  

Recorrí mi provincia, Santa Fe, como muchos otros diputados lo hicieron en las suyas, visité vecinos, empresas, comercios, escuelas e instituciones, y en cada lugar el mensaje era de esperanza. La gente nos pedía que le transmitiéramos al presidente que “no afloje” porque es lo que los argentinos queremos. Estamos todos dispuestos a construir el futuro, somos un equipo de personas que queremos vivir en otra Argentina, y eso se siente en cada punto de nuestro país.  

Cambiemos no es una marca política; Cambiemos es un proyecto político, es la unión de partidos que compartimos valores y que asumimos los desafíos que tiene gobernar Argentina con las diferencias, los debates y los consensos necesarios para hacerlo de la mejor manera.  

La del domingo no fue una elección de personas; fue la elección de un equipo de personas que trabajamos todos los días por un país mejor. Pusimos 40 bancas legislativas en juego en diputados nacionales, y obtuvimos 61. Ganamos en provincias donde nunca habíamos podido ganar. Y sobre todas las cosas, logramos un triunfo en la provincia de Buenos Aires que disputaba con la expresidenta de la nación la elección a senadores nacionales.  

Los desafíos por delante son muchos. En el Congreso nos esperan reformas importantes. Tenemos que avanzar con la reforma impositiva, porque la opresión de los impuestos hace que las empresas no puedan crecer; la reforma del sistema electoral, que es arcaico y debe cambiar; y debemos seguir trabajando duro en leyes que no dejen un solo lugar para la corrupción que tanto mal nos hizo. En Argentina la corrupción no solo robó dineros públicos y enriqueció a los amigos del poder, también mató gente, le quitó el sueño y el futuro a muchas generaciones.  

En la elección del domingo el Gobierno ganó porque estamos tomando las decisiones correctas, y porque demostramos que estamos haciendo las cosas que durante años no se hicieron: créditos hipotecarios, el plan de infraestructura más grande de la historia, rutas aéras, invertimos en ferrocarriles y puertos. Y sobre todas las cosas estamos poniendo la mayor inversión presupuestaria en materia social, porque estamos convencidos que ese es el camino. Salimos fortalecidos en saber que la gente confía y sueña con un futuro.  

Me gusta pensar como el presidente Macri. Él dice: "Somos la generación que va a cambiar para siempre la Argentina”, y siento realmente que es lo que estamos hoy haciendo. Los argentinos queremos a Argentina y vamos poner todo lo que somos en nuestro futuro porque, como decimos acá, “Sí se puede”. 

#Argentina #elecciones #Mauricio Macri #Cambiemos