En Budapest, durante la reunión del Comité ejecutivo de la IDC, de la que es presidente de Honor Aznar: “Hay que encarar la realidad de Europa con liderazgo y solidaridad”

    _Ha apuntado la necesidad de recuperar el terreno de la política como ejercicio de confianza y no una simple manera de gestionar los miedos

    _A su juicio más Europa significa mejor Europa: más transparencia, competitividad, responsabilidad y solidaridad

    _Previamente ha mantenido una reunión con el primer ministro húngaro, Viktor Orbán, anfitrión del encuentro de la IDC

El expresidente del Gobierno y presidente de la Fundación FAES, José María Aznar, ha intervenido hoy en Budapest en la reunión del Comité Ejecutivo de la Internacional Demócrata de Centro (IDC-CDI), de la que es presidente de Honor. Aznar ha subrayado la importancia de reivindicar las ideas y recuperar la política como respuesta a la crisis de confianza, ha apuntado los desafíosde la revolución tecnológica, y ha apelado al fortalecimiento de Europa. “Hay que encarar la realidad con liderazgo político y solidaridad entre los miembros de la Unión”, ha asegurado.

Previamente a su participación en el evento, José María Aznar ha mantenido una reunión con el primer ministro húngaro, Viktor Orbán, anfitrión del encuentro de la IDC. “Las ideas son siempre importantes en política, pero hoy son más necesarias que nunca. No podemos vivir en el mundo del pasado”, ha afirmado Aznar en su intervención, donde ha enumerado la revolución tecnológica y las nuevas tendencias políticas como “desafíos urgentes para la política y las instituciones”. “No tenemos respuesta a todo, pero debemos hacernos las preguntas adecuadas”, ha dicho, y ha planteado si las políticas educativas, migratorias y las dirigidas a las clases medias están respondiendo a estos retos.

El presidente de FAES ha contrapuesto la existencia de una “Europa dinámica, determinada a afrontar sus problemas y con voluntad de continuar su historia de éxito” frente a una “Europa temerosa, sobrepasada por los cambios”. A su juicio, es esa Europa la que busca refugio en el nacionalismo y el populismo, y la forman también jóvenes que han perdido confianza en el sistema porque no encuentran oportunidades para sí mismos.

“Ahí reside nuestro mayor reto político. En decirle a esa Europa: Ese no es el camino”, ha asegurado. Para ello ha apuntado la necesidad de recuperar el terreno de la política como ejercicio de confianza y no una simple manera de gestionar los miedos: “Podemos recuperar esa confianza si ofrecemos a nuestras sociedades propuestas que salvaguarden sus intereses a largo plazo; si el liderazgo político es capaz de impulsar nuevos objetivos, y si fortalecemos la legitimidad de las instituciones”.

Reunión de líderes
Aznar ha intervenido en la reunión de líderes de la Internacional Demócrata de Centro junto al expresidente de Colombia y actual presidente de la IDC-CDI, Andrés Pastrana; el exalcalde metropolitano de Caracas y opositor al régimen venezolano Antonio Ledezma, y el secretario general del Partido Popular Europeo y secretario ejecutivo de la IDC, Antonio López-Isturiz, entre otros.

Para Aznar, más Europa significa mejor Europa. Más transparencia, competitividad, responsabilidad y solidaridad. Y ha advertido de la fisura abierta por el Brexit y por la visión de la administración estadounidense de la relación transatlántica, que “debe ser reparada en tanto que la dimensión atlántica es esencial para Europa”.

“La Unión Europea no va a derrumbarse”, ha asegurado, y ha expresado su confianza en la capacidad de Europa para poner en marcha las reformas requeridas y asegurar la sostenibilidad del sistema de bienestar. “Pero no basta con ser capaces. Hay que encarar la realidad con liderazgo político y solidaridad entre los miembros de la Unión”, ha añadido.

IDC-CDI
En la reunión del Comité Ejecutivo de la IDC, que finaliza hoy, se ha aprobado la incorporación al organismo de los partidos Centro Democrático, del expresidente de Colombia Álvaro Uribe, y Renovación Nacional de Chile. Asimismo se ha emitido una resolución sobre Venezuela en la que se expresa preocupación por la crisis política, social y económica que atraviesa el país. En el texto, la IDC asegura que Venezuela ha dejado de ser una democracia, deplora la expulsión del embajador español, y exige a Nicolás Maduro que deje de manipular la Constitución y respete los derechos humanos. 

#Europa #IDC-CDI #Liderazgo #Budapest