Aznar: "La caída del euro significaría el fracaso de todo el proyecto europeo"



Madrid, 14.09.11.-
El expresidente del Gobierno y presidente de la Fundación para el Análisis y los Estudios Sociales FAES, José María Aznar, ha advertido de que "la caída del euro significaría el fracaso de todo el proyecto europeo" y ha subrayado que "si un país no puede cumplir con sus obligaciones, no se puede permitir que arrastre al resto al desastre".



Aznar ha hecho estas declaraciones en su primera conferencia en la Universidad Johns Hopkins de Estados Unidos, a la que se incorporó el pasado mes de mayo tras siete años de docencia en la también norteamericana universidad de Georgetown. En su discurso, titulado "El mundo diez años después del 11-S", también ha destacado que "si no se toman medidas sacrificadas a tiempo, existe un riesgo muy real de que el euro, tal y como lo entendemos, se haga insostenible".



El presidente de FAES ha acusado a Europa de tomar "en los últimos años demasiadas decisiones equivocadas", entre ellas "enredarse en un sinfín de debates institucionales"; "olvidar los compromisos y el respeto a las normas previamente establecidas" (en referencia al Pacto original de Estabilidad y Crecimiento); y "negar la gravedad y el alcance de la crisis económica". "Los riesgos de desintegración de la UE implicarían que Europa pasaría a formar parte de los problemas de mundo y no de las soluciones", ha añadido.



AMENAZA TERRORISTA

Acompañado por John McLaughlin, exdirector en funciones de la CIA; Eliot Cohen, exconsejero del Departamento de Estados de EE.UU.; y Eric Edelman, exsubsecretario de Defensa y exembajador de EE.UU. en Turquía y Finlandia, quienes también han participado en la sesión, Aznar se ha referido también a la lucha mundial contra el terrorismo diez años después de los ataques terroristas del 11 de septiembre en Nueva York.



"La cooperación internacional en la lucha contra el terrorismo ha mejorado notablemente desde 2001, y debería ser todavía más eficaz en los años venideros. Esta cooperación debe mantenerse no sólo por razones operativas sino también por razones políticas: la implicación en la lucha contra el terrorismo ha devenido mérito para ingresar en el club de las naciones serias", ha declarado.



Aznar ha precisado, a pesar de todo, que "la amenaza terrorista sobrevive con distintas formas, algunas de ellas prácticamente indetectables. Así que existe el riesgo de que el conjunto de la ciudadanía crea, tras un largo periodo sin atentados, que la amenaza ha desaparecido. Esto es comprensible, pero constituye un grave error. Aún hay muchos lugares donde planificar y organizar ataques terroristas".



PRIMAVERA ÁRABE

En su primera ponencia en la Johns Hopkins, el expresidente del Gobierno también ha hecho referencia las revueltas del Norte de África y Oriente Medio. "Las transiciones políticas que se iniciaron el pasado mes de diciembre en Túnez están siguiendo una trayectoria errática y confusa con desenlace impredecible", ha afirmado.



"Aquello que suceda de ahora en adelante en el Gran Oriente Medio influirá decisivamente en la estabilidad del mundo entero. Si todo va bien se producirá una transformación completa del mapa político de la región; si no, la región se convertirá en un foco de problemas a los que no tendremos más remedio que hacer frente".



Aznar fue nombrado el pasado mes de mayo Distinguished Fellow del School of Advanced International Studies (SAIS) de la prestigiosa universidad norteamericana Johns Hopkins. El presidente de FAES lidera la Atlantic Basin Initiative del Centro de estudios transatlánticos de la universidad, un proyecto de carácter global orientado a investigar y delimitar el futuro de las relaciones entre los cuatro continentes del Atlántico. Aznar es también responsable de los trabajos del Centro dedicados al fortalecimiento de las relaciones transatlánticas a través de la OTAN y la UE así como al incremento de los vínculos de la institución con América Latina.



Tras más de 130 años de historia, la Universidad Johns Hopkins permanece entre las más prestigiosas del mundo en formación e investigación. Por sus aulas, entre alumnado y profesorado, han pasado un total de 34 Premios Nobel de diferentes disciplinas.



El Centro de estudios transatlánticos de la Universidad Johns Hopkins está entre las instituciones de este tipo más influyentes del país, según pone de manifiesto todos los años el estudio "Go-to" que elabora la Universidad del Pensilvania.