Hoy, en Campus FAES 2015 Canal: “Hay que mantenerse firmes en la defensa de la democracia, la legalidad y los derechos individuales”

    _ “En el terreno catalán nos hemos olvidado de hacer política. Hay un relato del nacionalismo. Yo echo en falta el otro relato”

    _ “Deconstruir las manipulaciones del lenguaje es una tarea imprescindible. No es la única y no va a ser suficiente, pero hay que hacerla”

    _ San Gil: “Quieren cambiar la historia, quieren reescribir la historia en el sentido que les interesa, borrar de un plumazo 50 años de terror”

    _ Asegura que “Bildu no es un partido democrático” y pide “no creer en cantos de sirena” porque “no hemos derrotado a ETA”

El profesor de la Escuela de Estudios Superiores en Ciencias Sociales de París, Jordi Canal, ha afirmado hoy que “hay que mantenerse firmes en la defensa de la democracia representativa, la legalidad y los derechos de los individuos” frente al envite del nacionalismo catalán. “Los pueblos no existen ni tienen derechos”, ha asegurado Canal durante su conferencia en Campus FAES, donde ha aseverado que “en el terreno catalán nos hemos olvidado de hacer política”.

Hay un relato del nacionalismo. Yo echo en falta el otro relato”, ha lamentado Canal, para quien “no hemos creado un relato convincente para decirle a ese catalán seducido por la idea de que la independencia va a solucionarle la vida que tenemos un proyecto alternativo en el que puede vivir cómodamente”. “Las culpas las repartiría”, ha añadido al respecto. “Deconstruir e impugnar los discursos y las manipulaciones del lenguaje es hoy una tarea imprescindible. No es la única y seguramente no va a ser suficiente, pero hay que hacerla”, ha añadido.

Según Canal, “es difícil decir hacia dónde va Cataluña en este momento”, dado que “los propios nacionalistas empiezan a pensar que el camino de la independencia es complicado, y volver hacia atrás es imposible”. “Entre una y otra opción hay múltiples caminos. Para algunos es el federalismo, para otros la reforma de la Constitución. Nuestra tarea será repensar cómo queremos vivir juntos en el futuro”, ha asegurado.

INGREDIENTES POPULISTAS
“El discurso populista está en la base del nacionalismo”, ha apuntado Canal, para quien “el nacionalismo catalán es un populismo en una época de populismos”. “En él están presentes todos los ingredientes del mismo, como el antagonista, en este caso el ‘Estado español’, y los argumentos victimistas del tipo ‘España nos roba’, ‘La razón está de nuestro lado’, ‘La culpa es de Madrid’…”, ha precisado.

En palabras de Canal, “si al proceso de renacionalización de Cataluña le sumas la crisis tenemos la base del momento actual”, sustentado porque “las nuevas generaciones de catalanes tienen una visión del mundo distinta”. A su juicio, “hablamos lenguajes distintos cuando frente a ‘la democracia es respetar la Constitución, las leyes que nos hemos dado, pasar por las elecciones’ alguien contrapone ‘no, democracia es que dejar que el pueblo vote’, a pesar de que están votando casi cada cuatro años”.

Esos rasgos populistas que subyacen en el nacionalismo catalán se reflejan también, según ha indicado, “en la italianización creciente de la vida política catalana”, donde “el discurso económico se suma al identitario frente al Estado central, hay una entrada en las instituciones de partidos de protesta contra el establishment y se produce un paso del populismo de la abundancia al de la escasez”.

Con todo ello, apunta, “desde 2003 en Cataluña ha habido un conjunto de Gobiernos dedicados a proyectos políticos que han restado esfuerzos de hacer lo que se esperaba de ellos, que es que gobiernen”. “Ese es uno de los grandes dramas de la Cataluña, que lleva diez años sin gobierno real, sin gobernantes que se dedican a gobernar”. El resultado es, ha dicho, “que Cataluña ha perdido dinamismo y competitividad”. 

CANTOS DE SIRENA
Por su parte, la patrona de la Fundación Villacisneros, María San Gil, ha señalado en su presentación de Jordi Canal que “Bildu no es un partido democrático” porque “es el brazo político de ETA” y “no merece ni siquiera ser denominado nacionalista”. Asimismo, ha pedido “no creer en cantos de sirena” porque “no hemos derrotado a ETA”. “ETA no ha entregado las armas, no ha pedido perdón, no ha pasado a manos de la justicia y ni siquiera todos esos presos que están saliendo con permisos penitenciarios y que no están cumpliendo sus penas están colaborando para intentar resolver los más de 300 asesinatos de los que no se sabe quién ha sido el autor material”, ha dicho.

“Al PNV le molesta que ETA haya existido” y quiere gobernar como si no lo hubiera hecho, ha señalado. “Quieren cambiar la historia, quieren reescribir la historia en el sentido que les interesa, borrar de un plumazo 50 años de terror, borrar 858 asesinatos de ETA, borrar miles de heridos, el éxodo vasco, una sociedad que ha estado durante mucho tiempo cautiva del miedo, que hemos vivido carentes de libertad”, ha dicho San Gil.

A pesar de todo, ha subrayado, “el PNV ha conseguido aglutinar el mayor poder de su historia”, y ha puesto de ejemplo el caso de San Sebastián. “No tuvo ninguna intención de unir sus votos para quitarle la Alcaldía a Bildu, y esto, en vez de pasarle factura, los ha convertido en ‘salvadores’. La opción constitucionalista no ha existido”, ha apuntado, y ha añadido que “el mal menor consolida el mal”.

San Gil, además, ha hablado sobre la falta de pudor del PNV en Vitoria y ha calificado de “dramático” lo que está ocurriendo en Navarra, en donde “el PNV no tiene rubor en unir sus votos con Bildu y con Podemos para “afianzar su proyecto político de ruptura, que ha servido de excusa para que ETA mate durante cincuenta años”.