La crisis migratoria de la UE

Tres enfoques para un mismo problema, la crisis de refugiados y desplazados que desde septiembre de 2015 viene marcando la política de inmigración de la UE con graves consecuencias sociales y políticas internas, es el propósito principal de este Papeles sobre la crisis migratoria escrito a tres voces y con tres visiones: británica, alemana y española.

El modelo inglés, que duda de la capacidad masiva de acogida sin alterar las sociedades europeas, pone especial hincapié en aportar soluciones allí donde se producen los conflictos que generan estas grandes migraciones, ya sea mediante donaciones económicas o intervenciones sobre el terreno. 

El modelo alemán, que a pesar de las críticas internas ha funcionado razonablemente, viene condicionado por la realidad de una entrada enorme de desplazados y el creciente descontento y malestar social provocado en algunos Länder. De ahí su reclamación a un mayor compromiso y solidaridad del resto de los miembros de la UE.

El español se muestra como un modelo en principio abierto a la inmigración y exento de los rasgos xenófobos y racistas aparecidos en otras sociedades europeas, pero que paradójicamente no ha sido capaz de implementar, junto con los demás socios de la UE, los mecanismos necesarios para cumplir sus buenos propósitos y compromisos.